jueves, 31 de mayo de 2012

La casa de Tom Ford en Londres

Nos colamos en la casa de uno de los diseñadores más famosos del mundo. Si os gusta su ropa y soñáis con sus colecciones os va a encantar la personalidad marcadamente masculina de su decoración. 

El interior y el exterior contrastan con fuerza puesto que nos encontramos en un primer momento con una fachada totalmente blanca y muy clásica y un interior en tonos oscuros y protagonizado por materiales fríos como el acero. 


En concreto el uso de este material en la decoración creo que merece un pequeño apartado. Se ha usado para revestir los techos y paredes de muchas estancias, lo que da un aspecto de diseño a todo el conjunto. Todo esto se marca mucho más por la ausencia de colores, sólo el binomio blanco y negro. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario